MOLINOS RÍO DE LA PLATA FINALIZÓ LA 3° EDICIÓN DE COMER RICO, COMER SANO
Gacetillas de Prensa
Prensa

MOLINOS RÍO DE LA PLATA FINALIZÓ LA 3° EDICIÓN DE COMER RICO, COMER SANO

MOLINOS RÍO DE LA PLATA FINALIZÓ LA 3° EDICIÓN DE COMER RICO, COMER SANO

BUENOS AIRES, octubre de 2013 -En el marco de su Estrategia de Sustentabilidad, Molinos Río de la Plata llevó adelante por tercer año consecutivo el concurso anual Comer Rico, Comer Sano, dirigido a estudiantes de 5° grado de escuelas primarias cercanas a sus plantas productivas y acopios.

El programa tiene como objetivo fomentar la alimentación saludable entre alumnos, padres y docentes, a partir de manuales auto-administrados, materiales gráficos y audiovisuales. Al finalizar cada edición, los estudiantes participan de un concurso para el cual envían una receta que refleje los contenidos aprendidos.

En esta edición, participaron 5600 alumnos de 84 escuelas de bajos recursos económicos, ubicadas en la zona de influencia de nuestras plantas y acopios. El jurado, integrado por especialistas en programas educativos y una nutricionista, seleccionó a la escuela n° 35 Salvador Mazza, como la ganadora, a partir de la creativa versión de Fideos al Disco. Otras 13 instituciones educativas (ver listado adjunto) recibieron menciones en diferentes categorías en función de lo saludable de su propuesta, un nuevo uso de una receta clásica, la originalidad de la iniciativa o la adaptación a un plato regional. Las escuelas también han recibido menciones por el compromiso y la originalidad de las presentaciones.

A diferencia de años anteriores, en esta edición los chicos además de proponer una receta por curso, participaron enviando fotos y videos. En 2013 también se incorporaron acciones complementarias al programa en alianza con ONGs vinculadas a la promoción de la alimentación saludable.

Junto a la ONG Audela, se acercó a las escuelas que recibieron mención en 2012 el Gallito Ciego Móvil, un restaurant ambulante en el que los estudiantes comieron a oscuras sus recetas preparadas por personas no videntes.

El programa también buscó generar conciencia sobre la economía doméstica sustentable, aliándose a Fundación Huerta Niño. Se enseñaron las herramientas necesarias para crear una huerta hogareña y cada alumno recibió elementos para armar su propio almácigo.

Comer Rico, Comer Sano también fue enriquecido por acciones del Equipo de Voluntariado corporativo, que incluyeron la pintada de juegos en escuelas y actividades con recreólogos a fin de promover la actividad física, esencial complemento de una alimentación equilibrada.

El programa crece año a año gracias al gran compromiso que reflejan las iniciativas presentadas, lo que demuestra el esfuerzo conjunto de la compañía con la sustentabilidad de la comunidad educativa que la rodea, promoviendo de este modo el Desarrollo Humano y del Entorno Comunitario.

Posts Relacionados